La responsabilidad civil por intoxicación alimentaria

02 Dic La responsabilidad civil por intoxicación alimentaria

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Acudir a restaurantes y bares es una práctica habitual, ¿pero qué sucede cuando nos sirven un alimento en mal estado o cuando nos sirven un plato que contiene un ingrediente al que eres alérgico y deriva en un problema de salud?

Todos los establecimientos dedicados a la hostelería deben cumplir con las normativas sanitarias y de seguridad alimentaria para garantizar así la seguridad de sus comensales. Los casos de alergias e intolerancias alimentarias se han visto aumentadas en los últimos años, y con ello el grado de consciencia. Es por ello, que la normativa alimentaria (Reglamento Europeo 1169/2011  y, Real Decreto 126/2015 ) obliga a que la información sobre alérgenos esté disponible para todos los consumidores antes de elegir el plato, bien se indique por escrito en la carta o verbal transmitido por el personal del restaurante.

¿Qué sucede cuando un consumidor ingiere una comida en mal estado o cuando sufre una reacción alérgica por comer un ingrediente al que es intolerante y éste no estaba indicado?

En base a los artículos 1.902 y 1.903 del Código Civil, podremos reclamar la responsabilidad civil por los daños y perjuicios sufridos, siempre y cuando la culpa no sea exclusiva de la víctima y/o en el caso que los empleados del establecimiento no hubieran podido prevenir el daño y por lo tanto, evitarlo. Ejemplo de ello sería el caso de que el comensal no conozca que es alérgico a un alimento por ejemplo el marisco, y al comer gambas tuviera una reacción alérgica. En este caso, el empleado no lo habría podido evitar, ya que no se conocía la alergia.

En los supuestos donde haya un contrato, como sería el caso de los banquetes de bodas, o los servicios de comida concertados con hoteles también se podría invocar el artículo 1.101 y 1.124 del Código Civil por incumplimiento de contrato.

¿Qué plazo hay para reclamar?

Para interponer reclamación contamos con el plazo de tres años, cuando los hechos ocurran en Catalunya, desde que el perjudicado sufrió el perjuicio.

¿Cómo reclamar?

– Si las dolencias tienen lugar cuando todavía estamos en el establecimiento es muy conveniente rellenar la hoja de reclamaciones.

– Si el perjuicio es posterior podemos realizar lo siguiente:

* Denunciar ante Sanidad, hay que decir en este punto que el informe emitido por sanidad puede ser un elemento probatorio de especial relevancia a acompañar tanto en la reclamación extrajudicial como judicial.

* Iniciar previamente la vía extrajudicial de negociación con el establecimiento. Si no se llega a ningún acuerdo o éste no es suficiente se iniciará la vía judicial civil.

 ¿Que será necesario aportar?

Es imprescindible probar la relación de causalidad, eso es demostrar que el alimento injerido en ese establecimiento estaba en mal estado y que le ocasionó un perjuicio en su salud que también deberá ser probado. Para ello, será necesario aportar con la reclamación: Informe médico, ticket o factura de la comida, fotografías si las hubiera, también es importante la verificación mediante testigos y el informe de sanidad en el caso que lo tuviéramos.