¿Tiene el consumidor los mismos derechos en época de rebajas?

14 Jul ¿Tiene el consumidor los mismos derechos en época de rebajas?

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Las tradicionales épocas de rebajas siguen siendo los períodos en los que más aumenta el consumo, aunque actualmente, según el Artículo 25 de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, el comerciante tiene libertad para fijar la temporada de rebajas en el período estacional de mayor interés según su criterio, además de poder establecer la duración que considere oportuna.

No obstante, la rebaja de los precios de los productos no implica una reducción de los derechos del consumidor, y es que la ley no establece ninguna diferencia respecto los derechos de los consumidores en los distintos períodos del año.

Por este motivo, a tenor de lo dispuesto en los Artículos 24.2 y 26 de la ley citada anteriormente, la calidad de los productos en época de rebajas debe ser la misma que en los períodos fuera de rebajas, ya que la ley prohíbe expresamente ofertar productos deteriorados.

Además, el comerciante tiene la obligación de separar los productos rebajados de los que no lo están e identificar claramente y de forma visible que se trata de un artículo rebajado. Asimismo, en la etiqueta debe aparecer el precio original junto con el rebajado, o bien establecer el porcentaje de rebaja.

También es importante tener en cuenta que los establecimientos sólo están obligados a devolver el importe del valor del producto en el caso de los artículos en mal estado, y es que cuando no existen defectos en el producto, será la política de ventas del establecimiento la que establecerá si es posible o no una devolución, y la forma en que se llevará a cabo: devolución del importe en metálico, emisión de “vale” del establecimiento

Sin embargo, el derecho de desistimiento se regula de una forma diferente en los productos adquiridos por internet, y es que la reforma realizada en el año 2014 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios  protege de forma especial al comprador online:  se disponen de 14 días naturales desde de la recepción del objeto para devolverlo sin necesidad de alegar motivo alguno y sin coste (se van a devolver los gastos de envío iniciales, aunque puede que el consumidor tenga que hacerse cargo de los costes de devolución). Además, en el caso de que el empresario no hubiera cumplido con el deber de información sobre el derecho de desistimiento, el plazo para ejercerlo se ampliaría hasta 12 meses.

Por último, hay que recordar que las obligaciones de los consumidores en período de rebajas también son las mismas que el resto del año, por lo que siempre es conveniente guardar el ticket del producto como garantía y para poder realizar una reclamación posterior. Si una vez realizada, el resultado no ha sido satisfactorio, se puede exigir la hoja de reclamaciones en el mismo establecimiento y presentarla en la Oficina Municipal de Información al Consumidor o en la Dirección General de Consumo de la Comunidad Autónoma.