YA TENGO UNA IDEA DE NEGOCIO ¿Y AHORA QUÉ?

01 Jun YA TENGO UNA IDEA DE NEGOCIO ¿Y AHORA QUÉ?

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

En España se tarda más del doble de tiempo en completar los trámites genéricos para abrir un negocio que en el resto de países de la OCDE, por lo que es muy aconsejable que el futuro empresario se valga de una ayuda para la gestión de todos los trámites necesarios; el infractor podría sufrir dos consecuencias: el cierre cautelar del negocio y el pago de una cuantiosa multa.

Dicho lo anterior te sugerimos que si quieres abrir un negocio inicies los trámites con antelación, pues de lo contrario se retrasará la apertura del mismo. Es importante que te informes de las normas y de los requisitos que impone tu Comunidad Autónoma y tu municipio y, por último, recomendamos guardar fotocopias de toda la documentación, pues tendrás que utilizarla en varios trámites.

Los documentos genéricos más solicitados son el D.N.I, el N.I.F, la escritura de constitución de la sociedad junto con los estatutos, los poderes de representación del socio (en caso de sociedad), el alta en el IAE y en la Seguridad Social, la memoria explicativa de la actividad, la titulación académica del responsable y el recibo del pago de la cuota del Colegio profesional (solo para el caso de negocios profesionales), la escritura de propiedad del local o contrato de alquiler y los planos del local con destino de cada estancia. Recordamos que, según el tipo de actividad y el lugar de inicio de las actividades, pueden ser necesarios otro tipo de documentos y trámites administrativos.

Previo al inicio de actividad de todo negocio, deberán seguirse una serie de trámites genéricos de carácter obligatorio para todas las personas físicas y jurídicas que realicen actividades empresariales, profesionales o artísticas en España. Destacamos la obligación de hacer una declaración previa al inicio de la actividad ante la Administración de Hacienda del lugar donde el negocio tendrá su domicilio fiscal y la obligación de solicitar el alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y en el I.V.A., así como de obtener un C.I.F.

En segundo lugar será necesario inscribir la sociedad ante el Registro Mercantil, salvo seas autónomo y no quieras constituirte como sociedad.

Por último, ante la Tesorería General de la Seguridad Social, tanto si vas a ser autónomo como si vas a realizar la actividad como empresario, tendrás que inscribirte en el Régimen de Trabajadores Autónomos e inscribir a la empresa. Mediante la afiliación, que es un trámite obligatorio, la Tesorería reconoce la condición de incluida en el Sistema de la Seguridad Social a la persona que por primera vez realiza una actividad determinante de su inclusión. Es imprescindible discernir si debes inscribirte en el Régimen General de la Seguridad Social o en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos. En éste último tendrás que darte de alta dentro de los 30 días naturales siguientes al inicio de la actividad y tener en cuenta que se consideran trabajadores por cuenta propia o autónomos aquellos que realizan de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ello a contrato de trabajo y aunque utilicen el servicio remunerado de otras personas. Por otro lado, en el régimen General de la Seguridad Social tendrán que darse de alta aquellos trabajadores que trabajen por cuenta ajena con independencia de la modalidad de contratación adoptada.

Además de ello, será necesaria la inscripción de tu empresa en la Seguridad Social. La puede realizar cualquier persona física o jurídica por cuya cuenta trabajen personas incluidas en el Régimen General, muy importante hacerlo de forma previa al inicio de la prestación de sus servicios. Mediante la inscripción, la Tesorería asigna al empresario un número único de inscripción (Código de Cuenta de Cotización) debiendo inscribirse tantas veces como provincias en las cuales tenga centros de trabajo o incluso si dentro de la misma provincia se realiza más de una actividad.

 

En Vergés Abogados prestamos un asesoramiento de calidad dirigido a empresarios y autónomos. Si ya tienes una idea de negocio y quieres iniciar los trámites, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales.