5 años desde la aprobación del Real Decreto-Ley de medidas Urgentes en sanidad

21 Abr 5 años desde la aprobación del Real Decreto-Ley de medidas Urgentes en sanidad

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Se ha publicado recientemente un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el que se analiza la evolución de la salud pública a nivel mundial desde el año 2007 hasta el presente. La Directora, la Sra. Margaret Chan, preside el informe con una Carta en la que reivindica la  necesidad de que se garantice una cobertura sanitaria universal como “máxima expresión de justicia”.

Al hilo de la universalidad de la Sanidad, debemos compartir que el RD-Ley 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones cumple 5 años desde su aprobación.

Vamos a recordar los cambios que introdujo la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 16/2012:

-Implicó un cambio en el copago farmacéutico. Acabó con la gratuidad de los medicamentos a los pensionistas e implantó un nuevo sistema ajustado por renta.

-Reconfiguró el concepto de asegurado. En un primer momento, la intención era acabar con el turismo sanitario, pero el contenido del RD-Ley dejaba sin cobertura sanitaria a grupos en riesgo de exclusión social como son los inmigrantes en situación irregular. Disposición que originó una alarma para la salud pública. Además, el contenido del RD origina importantes vacíos legales sobre la asistencia a diferentes grupos; los mayores de 26 años, los divorciados o los españoles residentes fuera de territorio español.

La aprobación de las medidas provocó un gran malestar social, y la reacción de la mayoría de las CCAA fue la inaplicación de los preceptos controvertidos del RD.  No obstante el revuelo suscitado, el Tribunal Constitucional recientemente (tras 5 años de trámites judiciales) ha resuelto que las CCAA deben aplicar lo recogido en el RD.

Transcurridos 5 años desde la aprobación del RD-Ley de Medidas urgentes, “no definitivas” la situación dista mucho de hallarse en un contexto de estabilidad sanitaria. No tenemos informes de evaluación que muestren la efectividad y el ahorro real de las medidas aprobadas en el texto jurídico.

Por su parte, Sanidad  habla de “un mayor acceso, reducción de deuda y generación de ahorros ¿Podemos asegurarlo?

En este punto, se nos plantean muchas preguntas sin respuestas inequívocas, entre otras: ¿Qué se invierte en I+D?, ¿Han mejorado las colas de espera en la Sanidad pública?, ¿Podemos elogiar las condiciones que tienen nuestros profesionales sanitarios?, ¿Las farmacias perciben los pagos de los medicamentos dispensados?, ¿Cuál es la situación de muchos pensionistas con la implantación del copago farmacéutico?, ¿Hay una cartera básica común en todas las Comunidades Autónomas?

Son muchos los focos actualmente abiertos sobre los que hay que trabajar para proteger la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes.

 

 

 

 

 

Fuente Fotografía: JAVIER REY