LA TRIBUTACIÓN DE LOS MÉDICOS POR ASISTIR A CONGRESOS CIENTÍFICOS

30 Oct LA TRIBUTACIÓN DE LOS MÉDICOS POR ASISTIR A CONGRESOS CIENTÍFICOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

El Real Decreto 1074/2017, de 29 de diciembre, publicado en el BOE de fecha 30 de diciembre de 2017, modificó, entre otros, el Reglamento sobre la Renta de las Personas Físicas.

La última aclaración incorporada en el Reglamento, pone fin a la dilatada discusión sobre si la asistencia del personal sanitario a los Congresos Médicos debía tributar en el IRPF como rendimiento en especie o no. Así, la conocida resolución del Tribunal Económico Administrativo Central número 3645/2013, de 4 de abril de 2017, basándose en una consulta de la Dirección General de Tributos (V0637-06), acabó concluyendo que el importe correspondiente a la invitación a congresos, eventos o jornadas médicas, debía constituir renta en especie sujeta a tributación para el médico asistente,  por no cumplir con los requisitos necesarios a los efectos de no considerarlo rendimiento del trabajo en especie, a pesar de que dicha asistencia conllevara la formación de los profesionales invitados en el campo de su actividad.

Dichas manifestaciones generaron un gran revuelo que provocó que la Organización Médica Colegial de España (OMC) así como otros colectivos empresariales, se reunieran poco después de publicarse la resolución controvertida con el Ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, y consiguió llegar a un acuerdo para modificar el Reglamento del IRPF y excluir de tributación los estudios de formación financiados por empresas distintas a las del empleador.

Con la presente modificación se dota de mayor precisión a la norma de desarrollo que clarifica de forma expresa que no tendrá la consideración de rendimiento de trabajo en especie los estudios financiados por otras empresas o entidades que comercialicen productos para los que resulte necesario disponer de una adecuada formación por parte del trabajador, siempre que el empleador autorice tal participación.

De este modo, los gastos en los que incurran las empresas principalmente del sector farmacéutico y de healthcare por la asistencia de profesionales del mundo de la medicina y veterinaria a congresos, simposiums, jornadas, etc., en la medida en que, en dichos eventos tengan lugar actos de formación y de estudio sobre los productos que dichas empresas comercializan, no tendrán la consideración para dichos participantes de renta del trabajo en especie a efectos de su IRPF.

En consecuencia, cumpliendo con los mencionados requisitos, las empresas organizadoras no quedarán obligadas a la práctica de retenciones a efectos del IRPF. No obstante, cabe destacar que a pesar de que el problema parece resuelto para aquellos médicos con relación laboral, no puede afirmarse lo mismo para aquéllos cuyo desarrollo profesional se realice por cuenta propia, por cuanto la modificación del Reglamento del IRPF no ha introducido ninguna excepción a la consideración como de rendimientos de actividades económicas a la misma formación financiada por un laboratorio farmacéutico a un autónomo.

 

Fotografía: Creativeart